Aula Kids

En nuestro centro consideramos esencial que los niños y las niñas aprendan inglés en un entorno adecuado a sus edades y a sus necesidades. Por ello, es fundamental que el mobiliario esté adaptado a cada edad y que el entorno de la clase sea agradable y con colores que transmitan optimismo y energía. Estos elementos, junto con los materiales que se utilizan en las clases, hacen que aprender inglés sea una experiencia divertida y apasionante para los niños.

LAS VENTAJAS DE LOS CURSOS

Pronunciación:

Los niños que empiezan a aprender una nueva lengua desde pequeños tienen mejor pronunciación y entonación que los que empiezan más tarde.

Los niños tienen una actitud más positiva a la hora de aprender un idioma.

Los niños que empiezan a aprender una lengua de una manera amena y divertida demuestran una actitud mucho más positiva hacia el aprendizaje de nuevas lenguas.

Facilita la lectura en el idioma que se aprende

Cuando llega la edad de empezar a leer en inglés, es mucho más sencillo porque los niños ya han tenido una buena dosis de lenguaje oral antes de verlo escrito. Por lo tanto, aunque el inglés se pronuncia distinto de como se escribe, por el contexto y por el conocimiento oral previo, los niños son capaces de leer bien con bastante facilidad.

La gramática resulta más sencilla.

Los niños que han estado en contacto con el nuevo idioma y sus estructuras desde pequeños ya saben mucha gramática sin ser conscientes de ello; ellos la han aprendido de forma natural, como si se tratara de su propia lengua.

Más facilidad para hablar el idioma

La mayoría de los estudiantes de un idioma afirman sentir una gran inseguridad a la hora de hablarlo. Los niños que han hablado el inglés desde el primer día de clase continuarán haciéndolo en un futuro; para ellos, será lo más natural del mundo.

Mejor comprensión oral

Los niños están diariamente expuestos al nuevo idioma. Su oído está acostumbrado a oír los sonidos del inglés. Los niños se ven constantemente forzados a averiguar el significado de las diferentes situaciones que surgen en la clase utilizando su conocimiento del idioma en cuestión junto con su intuición.

Los niños no caen tanto en la trampa de la traducción directa de su idioma

Los niños aprenden el idioma tal cual es. De hecho, no hacemos ninguna referencia ni comparación con su lengua materna. Los tratamos como si fueran nativos potenciales del inglés.